Coaching en tiempos de Crisis – International Coaching Institute PR

Por: Brenda Irizarry, MS, PCC

Y cuando las organizaciones enfrentan sus momentos más difíciles, todos los ojos se vuelven hacia los líderes en busca de orientación. Habrán momentos en lo que empujarán a sus límites personales y profesionales. En esos momentos, hay que recurrir a soluciones profundas y efectivas.

El COVID -19 está alterando al mundo. Al salir todo habrá cambiado. La forma en que vivimos, interactuamos y como trabajamos.

Según los expertos en comportamiento humano hay tres formas de enfrentar la Crisis.

La primera es: Esperar a que todo pase. Ésta estrategia tiene como beneficio, dar tiempo a que algunas cosas sean resueltas de manera espontánea. El problema puede estar, en que no todo se resuelve tan fácilmente o corre el peligro de ponerse peor. Algunos líderes optan por este camino y suelen encontrarse que la crisis se ha agravado cuando ya es muy tarde. Para algunos “suertudos”, al pasar el tiempo, la crisis se va y todo queda resuelto con poca o ninguna intervención. Estos líderes que decidieron no hacer nada, no habrán aprendido y el resultado es un líder poco preparado ante la adversidad.

La segunda es: Resistir el impacto enfocado en problemas y no en soluciones. Este líder suele sufrir de “burn out”. Se concentran en resolver cada issue personalmente, desean tener el control en medio del caos. Casi siempre pueden dar la impresión de ser muy comprometidos, pero a pesar de sus buenas intenciones, terminará con ira y frustración. En mucho de los casos nunca vuelven a ser el líder que una vez fueron, luego de la crisis.

La tercera es: De una manera resiliente. El líder resilience cuenta con destrezas que lo capacitan durante el proceso. Suele ser un líder reflexivo, flexible, participativo, con gran sentido responsabilidad y apertura al cambio. Además es conciente de sus recursos y de aquellas cosas que se necesitan para continuar. Estos líderes no tan solo pueden liderar con la crisis, si no que aumentan los recursos personales y de su equipo para el futuro.

www.cursos.icipr.net

Creo que estarás de acuerdo conmigo en que en medio de la crisis necesitamos líderes resilientes. La buena noticia es, que éstas destrezas se pueden desarrollar.

Durante mi vida profesional he visto como la capacitación mediante talleres y mentorías, han contribuido al desarrollo y desempeño del empleado. El coaching es el acercamiento no directivo que viene a complementar y a potenciar todo lo que había utilizado antes.

El coaching es un proceso de acompañamiento que provoca en quien lo recibe un proceso de introspección y auto conciencia que genera, nuevos patrones de conducta y desata el potencial del individuo, provocando un impacto en su desempeño y objetivos. Ciertamente no es para organizaciones que quieran remedios instantáneos; si no un proceso de cambio saludable y seguro.

Como Psicóloga Industrial Organizacional y como Coach Profesional, puedo ver como el Coaching es la intervención más asertiva en momentos de crisis en combinación con otras herramientas para la gestión de Recursos Humanos. Son estos momentos lo que a menudo determinan el futuro de las empresas. Creo firmemente que proporcionar un espacio creativo, estimulante y profundo, al líder que necesita reforzar sus destrezas de RESILIENCIA. Es una inversión que valdrá cada centavo. No hacer este tipo de pausa sistemática, puede traer decisiones y acciones que costarán a la empresa mucho más.

Ahora bien, que hace que un proceso de Coaching sea tan valioso en estos tiempos de cambio. Veamos qué pasa durante una sesión de Coaching.

Durante una sesión de Coaching el Líder podrá plantearse asuntos que puede pasar por alto durante la crisis y que luego puede repercutir en su desempeño y el de su equipo.

El proceso de una sesión de coaching se podría dividir en tres fases. Cada una de ellas beneficiaría al liderazgo de una empresa y con ello a todo el personal.

La primera fase: Establecimiento de acuerdos y objetivos. En esta fase aclaramos las diferencias del Coaching con otras profesiones tales como: Psicología, Consultoría, Consejería y demás. Además se definen los roles de cada cual, frecuencia, horarios entre otros. Eso hace que el líder entre en un espacio seguro y totalmente confidencial. Aquí también se delimitan los objetivos y metas del cliente. En momentos de crisis los líderes pierden el rumbo de las prioridades, esta etapa los comienza a centrar en lo que sí importa.

La segunda fase: Exploración. Mediante técnicas como: preguntas poderosas, dinámicas de PNL, gasificación, entre otras, el cliente vé varios ángulos de la situación. Todo con el fin de que pueda identificar todos los recursos que posee, los que necesita y aquellos pensamientos que lo limitan. Esto tiene un impacto en la inteligencia emocional del cliente y a su vez sus relaciones interpersonales.

Gallup, entidad que se ha dedicado ha estudiar durante mucho tiempo cómo se comportan las personas y los lugares de trabajo en tiempos de crisis, ha publicado las siguientes preguntas que serían muy apropiadas en este momento.

1. ¿Mi liderazgo tiene un plan de trabajo claro?

2. ¿Me siento bien preparado para hacer mi trabajo?

3. ¿ Mi supervisor me mantiene informado sobre lo que está pasando?

4. ¿ Mi organización se preocupa por mi bienestar?

5. ¿ En las últimas 24 horas he estado practicando el distanciamiento social?

“NO SE APRENDE DE LA EXPERIENCIA, APRENDEMOS DE REFLEXIONAR SOBRE LA EXPERIENCIA”

John Dewey

La última fase: Creación del plan de acción. Un esquema detallado creado por el cliente. A diferencia de un plan que bien pudiera hacer el líder por si solo, estas acciones son creadas con nuevas perspectivas, tomando en cuenta las habilidades del cliente, lo que provoca una sensación de motivación intrínseca.

El Coaching es un proceso, lo que no debe verse como una mera herramienta y ofrecerle esporádicamente. Debe ser un proceso diseñado y adaptado a cada necesidad. Debe llevarse a cabo por un profesional certificado. Es recomendable para trabajar con el liderazgo de hoy día, que está tratando de liderar con algo totalmente desconocido. Aunque el Coaching puede ser a cualquier empleado, es el liderazgo donde se generan los cambios que impactan la cultura organizacional. Se puede combinar con sesiones grupales e individuales de forma virtual.

El Coaching es esa respuesta profunda y efectiva que acompañará al líder en los procesos de cambios, creando el escenario perfecto para desarrollar las destrezas de un Líder Resiliente.

Por: Coach Brenda Irizarry, MS, PCC

Directora del Internacional Coaching Institute PR

www.icipr.net / 787-235-4399

Compartir esto:
Ir arriba
×

Hola!

¡Hola!
Cuéntame qué dudas o preguntas tienes. Será un gusto poder ayudarte.

También puedes escribir a brendacoach77@gmail.com.

× Hola. ¿Cómo puedo ayudarte?